GET AUTUMN READY!

Después de unos meses soleados y cálidos, estamos dejando el verano atrás y damos la bienvenida al otoño. Algunos ya podemos notar la fatiga y eso puede pasar por diferentes razones. Desafortunadamente, no podemos cambiar ni la oscuridad ni el clima, pero con la actitud correcta, en realidad hay algunas cosas que podemos hacer para controlar nuestro bienestar incluso durante los meses más oscuros. A continuación, enumeramos nuestros mejores consejos para un otoño saludable y equilibrado:

1. Establece tus prioridades – ¡tu rutina de sueño es importante!
Es fácil alejarse de las rutinas habituales durante el verano, lo que a menudo resulta en acostarse tarde y menos sueño. Ahora, teniendo menos horas de luz de día, nos cansamos más y el cuerpo necesita más recuperación para estar en forma. Por eso es importante dormir tantas horas que tu cuerpo necesita. Intenta ite a la cama a la misma hora todas las noches y encuentra un ritmo adecuado para dormir. ¿Sabías que una buena rutina de sueño no solo es buena para tu bienestar y rendimiento, sino también para tu sistema inmunológico?

2. Asegúrate de tomar vitaminas y minerales.
Para mantenerte en forma, es necesario obtener todos los nutrientes, vitaminas y minerales que el cuerpo necesita. Un ejemplo es la vitamina C que contribuye al funcionamiento correcto del sistema inmunológico. Cuando nos falta la vitamina C, simplemente estamos más expuestos a las infecciones.

El magnesio también tiene un impacto positivo en el cuerpo. Con su efecto calmante puede ayudarte a dormir mejor. Además, el magnesio es importante para el equilibrio de electrólitos, puede reducir el cansancio y desempeña un papel en el proceso de división celular. Muchas de nuestras bebidas contienen magnesio.

3. Encuentra la paz interior y relájate.
A pesar de la oscuridad, hemos entrado en la temporada más acogedora del año. Aprovéchalo al máximo y usa suéteres de punto suave, ve un buen programa de televisión debajo de una manta calentita y disfruta de un baño relajante. Si te mimas con un poco de comodidad extra lo más probable es que te recuperes y sentirás más energía.

4. Sal fuera y disfruta de un paseo.
La naturaleza en esta temporada del año está llena de colores preciosos. Anímate y sal de paseo cuando haga bueno para que tu cuerpo reciba la luz del sol necesaria para obtener la vitamina D. La vitamina D contribuye al mantenimiento de huesos fuertes, el funcionamiento correcto de músculos y la absorción de calcio. Además, la vitamina D es importante para el funcionamiento correcto del sistema inmunológico. A falta de mucha luz solar en otoño, muchas de nuestras bebidas cubrirán tu necesidad diaria de vitamina D.