La vitamina C

La vitamina C es un antioxidante que contribuye a la protección de las células frente al estrés oxidativo. También contribuye al correcto funcionamiento de los sistemas nervioso e inmunitario, así como del metabolismo energético, y aumenta la absorción de hierro.