La vitamina D

La vitamina D contribuye al mantenimiento de los huesos, la función muscular y la absorción de calcio y fósforo. También contribuye al correcto funcionamiento del sistema inmunitario.